Carta al Olentzero y a sus amigos, los Reyes Magos de Oriente

urte-berri-on-ok

Aunque nunca lo habíamos publicado, en Yeleen, como tú, solemos hacer todos los años una carta al Olentzero (quien luego se lo transmite a los Reyes), haciéndole llegar nuestros deseos. Somos conscientes de que no siempre pueden concederte lo deseado, aunque, también nos consta que lo tienen siempre en cuenta y que, si bien no en el año en curso, suelen trabajar para, en un futuro, lograrlo. Ya que, también para ellos, sin objetivos no hay logros.

Dicho esto (a ver si haciendo un poquito “la pelota” se ponen las pilas…), te vamos a decir lo que nosotros deseamos para el inminente 2017 y los que le sigan. Eso sí, ten en cuenta que son nuestros deseos personales, concretos y relativos a nuestro trabajo, sobre una base hojaldrada permanente de deseos más elevados y globales, también nuestros y comunes a todos, que, es curioso, parece sólo tener presencia verbal y escrita en estas fechas…¡vamos allá!…

En Yeleen, por ejemplo, nos gustaría hacer muchas exhibiciones. Muchas más que el año pasado. Todas las posibles, para poder, de esta manera, llegar con nuestra filosofía y su mensaje a muchas más personas y entidades. El mundo ganadero y todas sus “fichas” (animales que se manejan, perros que los protegen, perros que los manejan, personas que viven de, con y por los animales) necesitan del apoyo de la Administración para la formación en todos los aspectos que atañen a este trabajo con el fin de desarrollarlo de una forma profesional y, por tanto, respetuosa con los animales. Necesitamos que las personas que acuden a una exhibición a pasar un buen rato de fiesta o de feria, vean, a través de su espectacularidad, un trabajo profesional y cuidadoso, para que comprueben con sus ojos que hay “otras” maneras de realizar las, muchas veces, duras y aún vigentes labores tradicionales ligadas al mundo ganadero, donde la ayuda de un perro de pastor se hace imprescindible. De esta manera, entre todos, pondremos en valor su eficacia, así como la importancia de hacerlo de manera profesional, cuidando genética, condiciones y sistema de trabajo. A los ganaderos nos apasionan los animales (debería ser condición indispensable), ¡trabajemos con ellos desde el respeto!. Vamos a mostrarlo y así seremos respetados. Mostremos que se puede hacer…¡vamos a intentarlo!.

Otro deseo nuestro es hacer, también, muchos cursos de formación, muchas jornadas de trabajo. Cada vez que viene alguien a trabajar a nuestra casa, venga con perro o sólo a informarse, es la Esperanza quien nos visita…¡imagínate!…desde el agradecimiento a tan honorable presencia, la ilusión y el entusiasmo nos llenan de ganas para, una vez más, poder servir de ayuda a quien tiene interés e, incluso, sana preocupación en hacerlo bien con su perro, para que tenga un resultado con los animales que este maneja.

¡La cría!…aquí, si nos tenemos que sincerar “del todo” (¡al Olentzero no se le puede engañar!), la amargura tiene cierta cabida en Yeleen. Por pedir, que no quede (dicen). Realmente, aquí sí nos “obliga” la necesidad práctica. La necesidad de sacar adelante nuestro proyecto (ese que aún tenemos “a medias” con La Caixa…). No te lleven a equívoco nuestras palabras. No vendemos un perro a cualquiera (¿tienen muchas personas/profesionales 40 perros…como los tenemos nosotros?). Igual a ti mism@ te hemos dicho que no. Un “no” por tus circunstancias, por el perro y por ti mism@. Así es, nuestro excesivo purismo nos mata en el interior, para, finalmente quemarnos el bolsillo. Pero es que la “bola mágica”, en este caso, no ayuda y nos traiciona, apareciendo una y otra vez con sus, sin margen de duda, certeras predicciones. Con tantos años de experiencia en nuestras espaldas y piernas es muy complicado, desde nuestra pasión por los animales, no ver (aunque sea de reojillo) la fastidiosa bola, de la que, siendo justos, también hemos tirado y tiramos para otros fines. Entendemos que es mucho pedir al Olentzero…pero necesitamos hacerlo. En realidad, en Yeleen, nos gustaría que todos los cachorros/perros que vendemos fueran a trabajar con el ganado. Nos gustaría que ninguno de los perros que criamos (ya que de ellos hablamos) hicieran ninguna otra “actividad” que no fuera aquella para la que han nacido y donde, sin ninguna duda, alcanzan su mayor grado de “realización”. Nos gustaría, sobre todo, que ninguno de los perros que vendemos (nos ceñimos a lo nuestro, para no ser muy ambiciosos…) hicieran nada que los apartara de su condición animal, de su condición de perro, de su dignidad como animal y del respeto que, por todos los medios y en todas las ocasiones que tenemos, pedimos para ellos y el resto de los animales. Preferimos, sin ninguna duda, que nuestros perros no hagan nada…¡nada!…¡sí, hemos dicho “nada”!…a que se conviertan en marionetas para llenar de orgullo, en este caso, el pecho de algun@s; orgullo ciego a los valores que, si realmente nos gustan los animales, jamás deberíamos ningunear. ¿Sabes qué problema tiene un perro en no hacer “nada”?…él, en concreto, ninguno.

De igual manera, nos gustaría que todos esos cachorros que con tanto cariño despedimos vivieran tranquilos, respetados, no maltratados (ni física ni sicológicamente); que vivieran como “perros” o lo más parecido posible a su condición.

En Yeleen vemos, por otra parte, muchas personas que sufren con y por sus perros. Le pedimos, aquí, al Olentzero que dulcifique las sensaciones y haga desaparecer el sentimiento de culpa que, seguro de manera inconsciente, entre todos alimentamos. Que les ayude a no sufrir sin necesidad. Le pedimos que les explique lo que, en tantos años, a nosotros nos cuesta tanto y, por lo visto, no somos capaces. Que les haga creer, definitivamente, que su perro es un perro…”nada más”…¡y nada menos!. Y que, como tal, le “gusta” serlo, necesita serlo y necesita ver a su dueñ@ como lo que es para él (…), no un monigote que gesticula sin parar y habla con tonos insostenibles, un “plasta” lleno de pretensiones al que no se le entiende nada y que, desde el respeto que no se gana, le produce risa en su interior. Después le viene la pena, seguida de una generosidad, con límites, que caracteriza a estos seres a los que tanto queremos.

Y, por tanto, como último deseo, no por ello menos importante, le pedimos al Olentzero que por favor reparta varias cosas entre las personas que se hacen con un perro (sea nuestro o no): responsabilidad, sentido común y generosidad. Si lo hace en este momento (antes de que leas esta carta), mucho mejor, habrá quien no se haga con un perro…(¡date prisa, Olentzero, reparte pronto para llegar a tiempo!).

Lo entendemos, a estas alturas, alguien se habrá dormido, desde aquí se oyen los ronquidos… (esperemos que no sea el Olentzero…). Nosotros, por nuestra parte, nos iremos hoy a dormir con la ilusión de cualquier niño (niño, de nuestro entorno…¡no lo olvidemos!), de ver cumplidos nuestros deseos. Nos iremos con la ilusión de que, si no todo, sí en parte “nos lo traerá”. Sabemos que siempre hace lo posible y que nunca queda en olvido para él. Así que no se puede pedir más…(¡ay, sólo una cosa!…jajaj…¡aunque sólo sea lo de las exhibiciones y lo de los cachorros!…jajaj…¡bueno, y también lo de las personas, potenciales dueños de perros!…jajaj…¡ya empezamos a pedir demasiado!). Por cierto, ¿cómo gestionará el, más que probable, “conflicto de intereses” este hombre?…(eso, partiendo de que no tenga ninguna deuda con los Bancos y similares…¡que, no es por nada, pero muy “fácil” cumple los deseos de tod@s!…un poco sospechoso, ¿no?…jajaj).

Eskerrik asko, Olentzero Jauna.

Agur!

Que pases unos días estupendos y que se cumplan todos tus deseos en este 2017 que ya espera, impaciente, en la puerta…

¡¡FELÍZ AÑO NUEVO!!…URTE BERRI ON!!

Muchas gracias por llegar hasta aquí con nosotros.

FAMILIA YELEEN

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s