Nada que esconder

DSC07227

¿Cómo que no se puede o debe filmar a un perro en una jaula?…¿por qué?…¿cuál es el problema?…¿dónde está?…¿porque nos recuerda a una cárcel?…¿porque va asociada a lugares donde se hacinan animales rodeados, muchas veces, de sus propios excrementos?…¿porque son sitios donde, sin una adecuada observación y gestión, generan comportamientos indeseados?…¿porque es más “guay” ver a los animales fuera de ellas?…¿o porque, directa y simplemente, baja la audiencia?…Es hora ya de no tener miedo a decir, a mostrar y a defender lo que, desde la experiencia y desde la pasión hacia los animales, es interesante, apropiado, conveniente y necesario. En Yeleen, podemos hablar de lo que no nos gusta en cuanto a los perros y a su tenencia, de lo que, aparte de un mero gusto personal, nos parece inadecuado, innecesario, impropio, injusto, inconveniente e, incluso, humillante. De hecho, ya lo hacemos. De igual manera que otras personas con sensibilidades algo diferentes (no tanto como las etiquetas quisieran determinar..) muestran y defienden su particular visión sobre el tema de los animales.

Con la experiencia que, a nuestras espaldas, tenemos, con la pasión que nos mueve hacia los animales y, en concreto, hacia los perros, ¿quién puede pensar que los perros no son “felices” en su recinto?. Si no estimáramos necesario e interesante para los perros estar en su recinto, en su jaula, en su casa, no lo haríamos así y, mucho menos, lo defenderíamos. En nuestra opinión, si tuviéramos más en cuenta su bienestar y no el nuestro, nos daríamos cuenta de muchas cosas que, ahora, pasan desapercibidas ante nuestros acostumbrados, vagos, interesados y cómodos ojos. Que este sistema necesita de una potente inversión económica, a la vista está, el esfuerzo para hacerle frente, te lo puedes imaginar fácilmente.

Sin embargo, ahora no hablamos de ese asunto. ¿Eres consciente del TRABAJO que conlleva tener los perros como nosotros lo hacemos?. No “sólo” es limpiar las jaulas, para mantenerlas limpias y confortables, es mucho más. Es trabajar para mantener la TRANQUILIDAD y la ARMONÍA entre todos los perros que puedan estar en ellas, sea su casa o su apartamento vacacional. Tranquilidad y armonía que llevan al EQUILIBRIO MENTAL del que tanto se habla….y se habla…bla-bla-bla y bla-bla-bla. ¿Cómo va a ser equilibrado tu perro si le vuelves obsesivo y dependiente-obsesivo de una pelota?…qué “risa” hablar de “genética”…para “cargarte” el animal, más o menos, conscientemente…”de un plumazo”…¿para qué querías tanta “genética”?…¡no lo entendemos!. Tranquilidad y armonía, donde la famosa y popular MANADA la organizamos nosotros, cambiando sus “piezas”, con claros objetivos, tras una observación constante, que, insistimos, lleva intrínseco un gran trabajo y molestia, mucho más del que te puedas imaginar. Nada que ver, por cierto, con la figura del “pipi-can”. Tranquilidad y armonía, desde el RESPETO A LA INDIVIDUALIDAD de cada animal y, por tanto, a la “mochila vital” de cada uno, pues cada uno, como todos y cada uno de nosotros, tiene una diferente. ¿O es que sigues creyendo que a todos los perros les gusta “interactuar”?…¿crees que todos son “sociables”, como tú quieres?…¿es lo que te gustaría?…pues la realidad no es esa. Tranquilidad y armonía para con el perro viejito, necesitado, más que nadie, de esos estados-condiciones que garantizan su bienestar.

Nosotros no pretendemos más que difundir lo que, por experiencia, “funciona”, pues es en beneficio de los perros e, indirectamente, de las personas que los tienen, sea para pastorear, sea para pasear, sea para realizar algún tipo de deporte con ellos. Es un sistema profesional que, discúlpanos, a tu perro, también le vendría, posiblemente, muy bien…muy bien. Le vendría muy bien salir de la moqueta por muchas razones, pero, principalmente, para volver a “recordar” “qué” es…quién es. La “jaula” (perdón por la “palabreja”…jajaj), el recinto donde viven nuestros perros, que, como puedes comprobar al venir, nada tiene que ver con lo que al principio del texto describíamos desde la cruda realidad, es la habitación de tu perro, el rincón de debajo de tu mesa, el trasportín (viaje o no), pero es, además, su ESPACIO VITAL, donde nada ni nadie rompe su tranquilidad, ni niños, ni adultos, ni amigos, ni TU necesidad de jugar, ni TU necesidad de entretenerte, ni TU necesidad de compañía…NADA NI NADIE rompe su tranquilidad…”a gusto del consumidor”. Ven, observa y hablamos. Ven y observa su alegría y su magnífica relación con nosotros…¡con la vida!…su entusiasmo, su pasión por trabajar. AUNAR SENSIBILIDADES es la única manera de conseguir, entre todos, su bienestar, que es, nosotros no tenemos ninguna duda, a lo que TODOS LOS QUE “VIVIMOS” LOS ANIMALES ASPIRAMOS.

Para finalizar (si es que somos capaces…jajajja), por otra parte, sería bueno que fuéramos todos “soltándonos” y posicionándonos en este y otros temas tan controvertidos entorno a los animales. Eso sí, te pediríamos que, en la medida de tus posibilidades, no fuera sólo desde el “me gusta” apretado con un dedo, sea el meñique o el índice. Con las empáticas gafas del respeto, vete, por favor, al corral del ganadero, a la borda del pastor, a la casa del “animalista”, a la casa del que hace agility, a la casa del que hace mondioring, a la casa del campeón de campeones en pastoreo, al piso del vecino que vive solo con su perro, acércate y observa el perro del chaletito lleno de niños y pelotas…y, por supuesto, no te olvides de visitarnos a nosotros. A veces no se “ve”. Otras veces, no se quiere “ver”. En otras, ni se “mira”. Como les pasa a las “pobres” ovejas, le pasa a la audiencia. La audiencia no es tan “tonta” como la pintan o la quieren pintar, pues, en Yeleen, por experiencia también, hemos sabido llegar, hasta lo más profundo de muchas personas que hasta nuestra casa-vida se han acercado. Por eso nos encanta que vengas, tú y todas las personas que se te ocurran. En Yeleen no nos gustan las etiquetas, ni las tenemos en cuenta ni nos importan un pimiento, nos gustan las personas. Las personas y los perros. Su bienestar es nuestro motivo de trabajo y nos sentimos orgullosos de cómo viven su día a día los perros, los nuestros o el tuyo, si con nosotros está, de poder mostrarte y transmitirte nuestra experiencia de muchos años, de muchas razas, de muchas familias, de muchos perros. Y, por supuesto, mostramos, con orgullo y satisfacción, nuestras instalaciones, los parques de esparcimiento y las jaulas (llámense recintos…”no hagas saaangre”). Porque si hablamos del bienestar de los animales, CENTRÉMONOS EN SU BIENESTAR, NO EN EL NUESTRO. Una vez más, muchas gracias por tu paciencia, interés y tiempo. ¡En Yeleen, seguimos, encantados, adelante!

Anuncios

3 pensamientos en “Nada que esconder

  1. Reblogueó esto en The Working Dogs Laby comentado:
    Desde The Working Dogs Lab siempre defendemos el uso del transportín como espacio sagrado del perro; nada negativo puede pasar allí dentro, al igual que aunque pienses que la atención que le quieres prestar a tú perro yendo a molestarle a su lugar de reposo es positiva, no lo es: Estás invadiendo su espacio vital, su momento de reposo o su abstracción del mundo humano que les rodea y que muchas veces, no comprenden.

    Tampoco contemplamos la utilización de las pelotas como medio de comunicación (o soborno) con el perro. La pelota es algo obsesivo, algo que aleja al perro de ti dado que te conviertes en la máquina que expende pelotas, no en el humano divertido que hace que todo lo demás tenga menos valor.

    En Yeleen transmiten unos valores que se asemejan, o quizá sean idénticos a los que nosotros queremos infundir a nuestros clientes y amigos. Este artículo es muy interesante de leer y una base sobre la que reflexionar para hacernos bajar de la nube del bienestar humano que queremos imponer a unos animales que no lo valoran de igual forma. Nuestro ego nos impulsa a unos actos que realmente carecen de sentido y utilidad para los perros.

  2. Pingback: Reflexiones de Yeelen que compartimos | The Working Dogs Lab

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s